Piezas usadas contra piezas nuevas

El coche se estropea, tienes que repararlo y no dispones de mucho dinero para ello. No sabes cómo hacerlo pero tienes que arreglarlo antes de que vuelvas al trabajo. Estas muy indeciso, no sabes si comprar la pieza en un desguace cualquiera, una piezas de segunda mano, o recurrir a una tienda de recambios coches para que la reparación sea la mejor posible.

Un coche es algo más que un vehículo para muchas personas, hay algunas que ven en su coche un amigo, un compañero fiel con el que poder contar siempre que lo necesita, sobre todo cuando eres joven y lo más importante de la vida son las salidas con los amiguetes y poder llevar a la chica que te gusta a su casa el sábado por la noche. Te pasas la juventud con el coche que elegiste cuando te sacaste el carnet, según vas creciendo las prioridades son otras y el coche pasa a un segundo plano.

Es por esto que cuando eres mayor y el coche se estropea, no sabes muy bien que hacer por el, si las piezas de desguaces son las adecuadas, o debes comprar las piezas nuevas, a estreno. La verdad es que está de moda comprar cosas de segunda mano, electrodomésticos, muebles, coches, motos y bicicletas… todo puede ser vendido en algún momento, la cosa es que tú quieras comprarlo de segunda mano o lo quieres estrenar tu mismo. Desde que la crisis llego, cada vez compramos más cosas de segunda mano por lo que las paginas y las aplicaciones de ventas de estos artículos han crecido exponencialmente. Si quieres comprar algo seguro que lo encuentras en la red a un precio más rebajado y con las mismas prestaciones que si fuera nuevo.

Las piezas usadas suelen venir acompañadas de una rebaja de hasta el ochenta por ciento de su valor nuevo por eso cada vez somos más las personas que las usamos, de hecho mas del ochenta por ciento de la población afirma haber recurrido a piezas usadas en algún momento de su vida. Pero seamos sinceros, las piezas de segunda mano son eso, de segunda mano y estamos expuestos a que no funcionen o a que se deterioren antes, por lo que yo soy un firme defensor de lo nuevo, de estrenar lo que compro que para eso lo compro y el que quiera  usar cosas de otros es libre de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *